Qué es (y cómo funciona) Blockchain, para principiantes (II)

Por el 29 noviembre, 2017

En el pasado post os conté la base del funcionamiento del Blockchain y cómo su mayor exponente, la Bitcoin, se ha extendido por el mundo. Pero, cómo podemos generar desde nuestros puestos esta moneda virtual… o cómo podemos beneficiarnos del sistema de bloques… ¿es seguro?…

¿Qué tiene esto que ver con las minas y los mineros?

blockchain cegosLo miembros de una red blockchain se llaman Miners. Estos miners cuentan con equipos (por lo general, específicamente desarrollados para resolver ecuaciones complejas) que ponen al servicio de la red Blockhain a la que pertenecen.

Al producirse cualquier tipo de transacción dentro de una de estas redes, dicha transacción se incluye en un bloque con otras transacciones que hayan tenido lugar en los últimos minutos y se envía a toda la red al mismo tiempo.

En ese momento, los miners de la red empiezan una competición para validar las transacciones que van en ese paquete resolviendo problemas matemáticos complejos.

El primer miner que resuelva el problema complejo recibe un premio. Por ejemplo, en la red Bitcoin, recibiría un premio en Bitcoins.

A continuación, se marca con un código de tiempo el bloque de transacciones que se ha validado y se añade a una cadena cronológica con otros bloques.

¿Y para qué se hace todo esto? ¿Cómo ayudan esas idas y venidas a organizar una transacción?

Al ir añadiendo siempre el último bloque a la cadena preexistente, obtenemos una cadena de transacciones que muestran todos los movimientos realizados en la historia de esa red Blockchain.

Toda la cadena de bloques se actualiza constantemente, de tal manera que cada uno de los nodos de la red pueden conocer con total seguridad qué pertenecía a quién en cualquier momento de su historia.

Ya veo… pero… ¿qué hay de la seguridad?

CegosComo has visto a lo largo de los posts, toda la red Blockchain interviene en cada transacción, y todos los nodos tienen un registro idéntico.

Gracias a que la estructura de Blockchain está descentralizada, es abierta y está protegida criptográficamente, cada miembro de la red puede confiar en todos los demás y hacer transacciones con cualquiera de ellos, por lo que ya no hacen falta intermediarios.

Pocas veces se tiene en cuenta, además, el increíble salto en cuanto a seguridad que supone una red Blockchain.

Imaginad: Un hacker quiere atacar un banco, sólo tiene que atacar a sus servidores, mientras que si quisiese interferir o falsear una transacción cualquiera de una red blockchain, necesitaría acceder y modificar no sólo el bloque específico que contiene esa transacción, sino todos los bloques posteriores, en todos los nodos de la red, y además, necesitaría hacerlo simultáneamente en todos ellos.

Para una red de 100 miembros, con 1000 transacciones registradas, en la que quisiésemos intervenir una transacción en el bloque 900 (por poner un ejemplo cercano en el tiempo), el hacker necesitaría intervenir 100 nodos a la vez, y modificar en el mismo instante 101 bloques en cada uno de ellos, y todos ellos encriptados. Parece bastante poco probable, ¿verdad?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *