Inteligencia digital

Por el 27 septiembre, 2017

inteligencia digital¿Sabías que existen diferentes tipos de inteligencia? Pues sí, existen hasta 8 inteligencias diferentes (lógico-racional, espacial, musical, intrapersonal, interpersonal, naturalista, corporal y lingüística), y cada uno de nosotros las hemos desarrollado en mayor o menor medida.

Mientras en el Colegio o incluso en la Universidad se han centrado en desarrollar la inteligencia lógico-racional, en la vida profesional cada vez más se avala el desarrollo del resto de inteligencias.

Este desarrollo o entrenamiento es lo que en formación denominamos las soft skill y que tan demandadas son para los mánagers. El Talento, o que algunos creen que es solo el talento, es el desarrollo de estas habilidades de forma innata sin experiencia laboral o profesional previa en los millennials.

Pero… los tiempos están cambiando, cada vez hacemos menos caso a unas inteligencias para centrarnos en otras y vemos como en la gestión de la RR.HH. cada vez se justifica más su inversión de tiempo en soft skills, en coaching, en mindfulness y otras disciplinas humanas.

La novena inteligencia

Hemos creado también una novena inteligencia, ¿adivinas cuál? Sí, es obvio. La Inteligencia Digital.

La Inteligencia Digital en un conjunto de habilidades que nos ayudan en el manejo de las Nuevas Tecnologías, en las relaciones sociales 2.0 y a movernos por los entornos 3.0 y Smart Cities.

Nuestras competencias han evolucionado a un nuevo plano donde se han vuelto digitales; en el manejo de nuevas herramientas, en la comprensión de su utilidad y usabilidad y capacidad para que formen parte de nuestro día a día (a veces llenándonos a absorber demasiado generando dependencia)

Entrenar esta inteligencia nos va a ayudar a comprender la evolución de nuestro entorno, a no ser tan escépticos con los avances y no temerlos en nuestro puesto de trabajo.

De lo contrario podríamos desarrollar bajos niveles de tolerancia a la frustración o incluso ansiedad y bloqueo por creer que no somos capaces.

Lo bueno que para desarrollar o entrenar esta inteligencia solo debemos practicar, como diría Benjamin Franklin “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”

Tenemos que romper la barrera del ‘NO’, salir de nuestra zona de confort, o mejor aún, ampliar nuestra zona de confort integrando la Era Digital para mejorar nuestras capacidades y competencias.

inteligencia cegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *