Realidad aumentada y realidad virtual, tendencias en RRHH

Por el 18 julio, 2018

Las nuevas tecnologías han llegado al mundo de los RRHH para quedarse. Dos de las que están sonando con más fuerza en el entorno empresarial son la realidad aumentada y la realidad virtual. Ambas permiten recrear virtualmente situaciones a las que deberá enfrentarse el empleado para registrar sus reacciones y modelarlas en caso de ser necesario, entrenando sus habilidades para cuando la performance no se desarrolle en el terreno virtual, sino en el mundo real.

Origen y aplicaciones

El término ‘realidad aumentada’ se acuñó en los años 90 del siglo pasado. A grandes rasgos se trata de una tecnología que permite combinar el mundo real con el virtual a través de la informática. La tecnología permite asimismo añadir cierta información visual, creando experiencias interactivas. La coexistencia entre lo real y lo virtual es el rasgo principal que diferencia la realidad aumentada de la virtual, puesto que esta última se encuentra aislada del mundo real.

Walmart es una de las compañías que utiliza la realidad virtual para formar a sus vendedores. Lo hace en sus academias de capacitación para ayudar a sus empleados a experimentar todo tipo de situaciones, desde una avalancha de gente en plena época vacacional hasta presenciar un conflicto en alguno de sus establecimientos. Así, se aprende a gestionar eficazmente cualquier imprevisto. Por su parte, la NASA utiliza la realidad virtual para enseñar a sus astronautas a caminar en el espacio. Estas son solo algunas de las aplicaciones de dos tecnologías cuya industria moverá 150 billones de dólares en 2022, según el banco norteamericano Merril Lynch.

realidad virtual y aumentada

Onboarding y formación

Las empresas que han apostado por la plena digitalización de sus procesos usan la realidad virtual para reducir costes, minimizar los viajes de trabajo, vaticinar tendencias y celebrar reuniones. El cara a cara va cediendo terreno progresivamente a las salas de conferencias virtuales, donde cada vez se llevan a cabo más procesos de selección: el entorno virtual permite que empleador y candidato mantengan una entrevista de trabajo vía Skype, pero también que el futuro empleado conozca los entresijos de la compañía a través de un tour virtual. El reclutador deberá estar asimismo preparado para recibir cada vez más currículums en realidad virtual, donde el candidato se presenta a sí mismo a través de un video aderezado con fotografías, gráficos y demás efectos 3D que ilustran su formación y trayectoria anterior.

Otra de las ventajas de la realidad virtual es poder gestionar una plantilla geográficamente dispersa y con horarios variables. Esta tecnología permite cohesionar a los empleados repartidos por todas las oficinas a escala mundial ya que el ecosistema virtual permite organizar conferencias, reuniones o evaluaciones de desempeño sin importar la barrera física-temporal. La realidad virtual facilita asimismo la comunicación entre las partes y lo hace de una manera innovadora.

Las otras dos áreas que probablemente más se beneficien de los avances de la realidad virtual y la aumentada serán el aprendizaje y el desarrollo, y es que esta tecnología podría llevar los conceptos de formación personalizada y adquisición de habilidades individuales a otra dimensión.


¿Conoces nuestro curso ‘Acompañar la transformación digital desde recursos humanos’?

 

 

 

 

Other focus to read

Deja tu comentario

Avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avatar

Nuria Torres Desde 2 años

Gracias por aclarar un concepto que a veces es un poco confuso o difuso.

Respuesta

Suscribete al Blog

Por motivos de seguridad, deben estar habilitados JAVASCRIPT y el uso de COOKIES