Claves para evaluar las competencias digitales

Por el 14 diciembre, 2016

El camino de la desmaterialización

Muchos elementos en nuestro entorno están cambiando y paradójicamente otros tantos se mantienen inalterables; especialmente los principios básicos de la gestión del talento.

Este ejercicio 2016 que deshoja sus últimos pétalos ha tenido un protagonista y denominador común: la digitalización. Estamos sin duda ante un cambio de era como lo fue la revolución industrial o la aparición de internet.

Entre las competencias que se requieren para tener éxito profesional, entendemos que existen de 3 tipos; aquellas que se mantienen prácticamente inalterables con el paso del tiempo (por ejemplo, el Pensamiento analítico), otras que han evolucionado o mutado (trabajo en red, comunicación digital, etc.) y último grupo de competencias que son emergentes o prácticamente nuevas (véase Rastreo digital)

Hemos invertido por tanto mucho tiempo en acotar, definir y concretar cuáles son las competencias digitales y emergentes, en qué comportamientos se concretan y también cómo han de desarrollarse y adquirirse. En este campo, el Grupo CEGOS ha desarrollado modelos de aprendizaje multimodal que se alinea con las nuevas tendencias y necesidades.

Y llegamos al punto de la evaluación de este nuevo Talento. ¿son igual de útiles y pertinentes las herramientas de evaluación de competencias en la nueva era y con este nuevo mapa de competencias? La respuesta es no.

El principio básico e inalterable del Assessment Center es que para poder pronosticar el comportamiento futuro has de simular situaciones semejantes a la que se encontrará la persona en una situación real.  Por tanto, no podemos conocer la capacidad de comunicación digital en una entrevista presencial o no podemos evaluar la competencia en “trabajo colaborativo en red” en una dinámica de grupo de presencial.

Por tanto, hemos de idear situaciones que pongan a pruebas estas nuevas competencias emergentes y digitales, haciendo que las personas utilicen únicamente la tecnología como medio para desarrollar su trabajo y que la sincronía y asincronía se alterne para conseguir los resultados de la actividad. De la misma forma, hay que conseguir si es factible, que los grupos a evaluar no coincidan físicamente para poder simular lo que luego más adelante se encontrarán en su puesto de trabajo.

¿Qué hacer cuando tienes un grupo de personas a las que quieres evaluar en un lugar físico de forma síncrona?

La solución que podemos aplicar es la desmaterialización. Esto significa que los únicos materiales y soportes que utilizarán para resolver los problemas serán un ordenador, una Tablet o un Smartphone.

Eliminar el papel nos permitirá evaluar de la misma forma sus competencias técnicas en el manejo de la tecnología, su integración en la forma de analizar y resolver problemas y en la forma de colaborar y comunicarse con los evaluados.

Es la forma conforme trabajamos hoy en día y así deben desarrollarse los procesos de Assessment y Development center para conseguir evaluar de forma efectiva las competencias emergentes y digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Claves para la transformación digital desde RR.HH. Il y a 8 meses (12h37)

[…] El 29% de las empresas están incorporando perfiles digitales (cómo evaluar estos perfiles). […]

Responder