3 herramientas para tu comunicación visual

Por el 28 noviembre, 2018

La comunicación visual se basa en tres componentes esenciales: tipografía, imagen y color. Antes de comenzar el diseño de un documento, ya sea impreso u online, deberíamos ser capaces de dominar el lenguaje y la expresión de estas tres fuentes de comunicación gráfica. Compartimos, en esta entrada, algunos consejos y herramientas para ayudarte a diseñar tus publicaciones.

Existen programas como Photoshop, Indesign o Illustrator que te permiten editar fotos, ilustrar documentos y hacer diseños elaborados. Pero no te ofrecerán ninguna pista sobre el formato que mejor encaja contigo o tu marca…

La tipografía: elige tus fuentes

La tipografía es el primer elemento de una impresión o diseño web, hace posible dar un “carácter” a la publicación. Las opciones tipográficas condicionan el documento mediante la adición de un valor formal a los mensajes transmitidos por la forma de las letras utilizadas. Una primera distinción es identificar la presencia, o no, de las distancias entre ejes (las características visibles en los extremos de las letras). Por lo tanto, las fuentes se dividen en dos familias de caracteres Serif y Sans Serif. Como ejemplo, estas dos categorías contienen las siguientes fuentes:

  • SERIF: Times, Garamond, Palatino…

comunicación visual

  • SANS SERIF: Arial, Helvetica, Verdana…

comunicación visual

En la práctica: las fuentes sans serif se adaptan mejor a la web. Más legibles y más consistentes con el formato cuadrado de las pantallas y los píxeles, son más fáciles de leer.

En contraste, las fuentes serif son más adecuadas para documentos impresos. Éstas consiguen que la lectura sea más fluida y más rápida.

Para inspirarte, visita la web Dafont. Las fuentes que encontrarás son descargables, siendo muchas de ellas gratuitas. Encontrarás la clasificación Serif / Sans Serif en la categoría “básica”. Las fuentes se clasifican por tema (tecno, guion, gótico…) para ayudarlo a encontrar el que coincida con el “estado de ánimo” de tu documento.

La composición de la imagen: la regla de los tercios

El segundo ingrediente para un diseño exitoso: la imagen. Cuando tienes que integrar una imagen en tu documento de papel o en tu página web, es esencial buscar el máximo impacto. Primero, elige la imagen que tendrá el valor más informativo, o emocional, e irá en la dirección del mensaje escrito, la del título en particular. Además de los ajustes técnicos (brillo, contraste, colores) que mejorarán el atractivo, debes asegurarte de que la composición de la imagen sea la adecuada.

comunicación visual

Para ayudarte a lograr esto, existe una regla simple y probada, la de los tercios. Se trata de establecer 3 líneas de fuerzas, verticales y horizontales. En la encrucijada de estas líneas, obtienes puntos de fuerza para colocar los elementos clave de tu imagen.

Una herramienta gratuita para enmarcar tus fotos en esta cuadrícula es: editor.pho.to.
Además, esta herramienta también permite retocar fotos.

Elige una paleta de colores

comunicación visual

No abuses de los colores en un documento o un sitio web. Cinco colores máximo. Tres colores pueden incluso ser suficientes:

  • un color principal,
  • un color plano,
  • y un tono de color para acentuar los mensajes.

Si utilizas más de 5 colores, el documento perderá consistencia y legibilidad.

El color debe ser significativo y proporcionar legibilidad al texto. La forma más efectiva de establecer los colores para tu publicación o web es crear una paleta que reutilizarás habitualmente.

Una herramienta gratuita para crear una paleta de colores: Adobe Color.

Otra función relacionada con la creación de una paleta de colores a partir de una foto. Muy útil para reproducir un ambiente colorido.
Otro sitio para inspirarte con paletas ya creadas: Colourlovers.


Autor original: Philippe Gerard
Manager Offre et Expertise

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete al Blog

Por motivos de seguridad, deben estar habilitados JAVASCRIPT y el uso de COOKIES