Todos juegan, todos ganan

Por el 20 junio, 2018

Todos juegan, todos ganan

Sabedores de las ventajas que tiene trasladar los elementos y dinámicas propias del juego a entornos no recreativos en términos de motivación, cohesión, capacidad resolutiva y productividad –algo que primero se probó en entornos educativos- los responsables de Recursos Humanos no tardaron en aplicar estas técnicas en las organizaciones. De esto hace ahora 10 años, aunque últimamente la práctica se ha visto reforzada gracias a la progresiva digitalización y al repunte que han experimentado los videojuegos.

Hoy en día y según un informe publicado este mes de marzo por la consultora Gartner, el 70% de compañías de la Global 2000 List utiliza técnicas de gamificación. Técnicas que incluyen desde serious games hasta escape rooms, pasando por dinámicas lúdicas y competiciones alojadas en las redes sociales corporativas, entre otras. En la práctica, se trata de alinear los objetivos del negocio con los propios de todos y cada uno de los colaboradores. Como individuo y como equipo que debe resolver un problema en un contexto más informal que el que se estila habitualmente en la oficina, algo que de paso mejora el ambiente laboral. Comunicación, creatividad e innovación serán ingredientes clave para llegar al éxito.

Formación significativa

Deloitte también auguraba en uno de sus últimos estudios que el 25% de los procesos empresariales incluirían gamificación en los próximos años. ¿Por qué tantas compañías han decidido subirse a bordo de esta práctica que necesita no solo de la implicación de los empleados, sino también de los mandos superiores e intermedios?

No es ningún secreto que hacer partícipes a los colaboradores de todo cuanto acontece en la organización fortalece su orgullo de pertenencia. Involucrarles asimismo en los retos del negocio a través del juego, apelando a una sana competitividad, hará aflorar lo mejor de sí mismos, con lo que el ejercicio se convertirá en una herramienta formativa y de desarrollo que, además, les reportará una experiencia 100% significativa, de ahí que la plataforma especializada en innovación educativa Growth Engineering concluya que la gamificación es una excelente herramienta para fidelizar el talento. Y no solo para fidelizarlo, sino también para fomentar su compromiso mediante premios y recompensas –simbólicas o no- al trabajo bien hecho, evaluar su desempeño, minimizar la brecha de habilidades entre unos y otros y reforzar la marca empleadora.

Estrategia de gamificación

Gartner también revelaba recientemente qué receta debían seguir aquellas empresas que desearan implementar una estrategia de gamificación. He aquí los pasos:

  1. Identificar claramente reglas y metas para que los empleados se sientan capaces de alcanzarlas.
  2. Retroalimentación continuada. Un ciclo de retroalimentación corto permite hacer un seguimiento puntual y específico.
  3. Teoría del flujo. El desafío debe situarse en el estado de flujo para que el empleado se sienta motivado. Si es muy sencillo desistirá y se aburrirá y, si es demasiado complicado, acabará desmotivándose.
  4. Entorno convincente. Es conveniente construir un relato en el que los empleados se sumerjan, permitiéndoles involucrarse para superar los retos propuestos.

gamificacion

Y ahora, tras estos apuntes, ¿te ves capaz de empezar la partida?

Other focus to read

Deja tu comentario

Avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avatar

Ricardo Rivero Desde 2 años

me interesa conocer mas de gamificacion

Respuesta

Suscribete al Blog

Por motivos de seguridad, deben estar habilitados JAVASCRIPT y el uso de COOKIES