Transformación digital, corporativa y personal

Por el 11 Octubre, 2016

Claro, desarrolla tu negocio aprovechando las nuevas tecnologías y sus posibilidades de optimización de procesos, mejora de tiempos, reducción de costes… ¿y las personas?, sí, las personas encargadas de diseñar, planificar, implantar y controlar todos los aspectos que exige esta nueva visión del negocio, esas personas que en gran parte se encuentran ante una situación desconocida, apremiante, desafiante y tal vez que pone de relieve la escasez de recursos personales para acometer determinadas actividades por primera vez, es decir, esas personas que irremediablemente deben salir de su zona de confort y enfrentarse a lo desconocido.

La necesidad está servida. Nos guste más o menos que nuestro entorno cambie, no podemos olvidar la realidad que plantea la llamada Ley de Revans, la cual cita que “para que una organización pueda sobrevivir, su tasa de aprendizaje debe ser al menos igual a la tasa de cambio en su entorno externo”, por tanto, si el entorno cambia, las personas, como parte integrante de las organizaciones, deben aprender a hacerlo del mismo modo.

transformacion-digital

Para ello, todas esas personas necesitan prepararse, desarrollando las nuevas habilidades que serán más obligatorias que voluntarias, muchas de ellas más relacionadas con el auto conocimiento, la auto crítica y el desarrollo personal de lo que puede llegar a parecer en un entorno digital y que les harán competentes para su actuación en un entorno que llegará en un futuro próximo.

Cuando a nivel personal estemos preparados, nos estaría mal pensar en mejorar la relación con los demás y en un entorno empresarial, ese grupo son los clientes externos e internos.

La transformación digital no sólo es un proceso de desarrollo corporativo propio…

…es un proyecto de evolución empresarial que tiene un carácter estratégico y en esa estrategia no podemos dejar de lado la “experiencia cliente”.

Un papel fundamental en esa experiencia cliente son los propios empleados, como citó Jesús Araujo, director general de Cegos, “las personas son la clave para cambiar la experiencia del cliente”, en su intervención en la jornada “Viernes DEC”, evento organizado por la Asociación para el Desarrollo de la Experiencia de Cliente (DEC).

Otra vez las personas, como centro del desarrollo corporativo.

Al ser un tema recurrente, conviene prestarle la mayor atención posible, evitando que en un intento de “digitalizarlo todo rápidamente” olvidemos que en un proceso evolutivo los cambios, el entorno y el tiempo son factores que definen el éxito o fracaso de dicho proceso.

En base a todo lo anterior, parece que “digitalizarse empieza por uno mismo”, sin que ello tenga exactamente que ver con implantarse algún mecanismo electrónico interno, más bien se trata de utilizar nuestro potencial para mejorar nuestras capacidades de autoconocimiento y nuestra capacidad de relación con los demás, utilizando la tecnología para crear una fórmula de desarrollo global, la cual garantice que todos los resultados posibles sean positivos, en un plazo óptimo y en unas condiciones adaptadas a un entorno cambiante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sergio Rojo

Sergio Rojo Il y a 8 meses (10h21)

LA personas obviamente nos hemos digitalizado, voluntario o forzosamente por el Whatsapp, las RRSS, las APP de edición de fotos y videos. Pero esa digitalización es social ¿Lo hemos hecho de manera profesional? Creo que ahí estaría la cuestión

Responder

¿Es la digitalización el nuevo traje del emperador? Il y a 7 meses (12h15)

[…] transformación, organismos transversales dedicados a asegurar, parafraseando a un compañero y la Ley citada en su post, que la velocidad de cambio dentro de la organización debe ser al menos igual a la velocidad de […]

Responder