Un golpe en la cabeza

Por el 7 septiembre, 2011

Quién dijo que visitar clientes o amigos no puede ser una actividad peligrosa?

Ayer tuve un encuentro cercano, del 3er tipo, con una pesada lámpara que me tendrá en cama durante dos días. Reposo y observación.

Ya sabía yo que volver de las vacaciones no era sano!!!

Así pues, en la cama y con tablet en mano, he dedicado parte del día bucear, navegar y leer. Descubro con asombro la cantidad de información que ayudael mundo ha generado y seguimos generando y el poco tiempo del que disponemos para hacer uso de ella. Ya no es sólo por incapacidad personal, la mía, de clasificar, ordenar o simplemente depurar que sí y que no. Se trata de la cantidad por la cantidad en sí misma.

Mucho muchísimo pero de un valor discutible.

En el mundo del elearning, de la formación en general, la cantidad ha sido casi sinónimo de bondad y cercanía a la perfección. En la mayoría de los casos pensando que largo en lugar e corto, horas en lugar de minutos, libros en vez de folios, aportan más y mejor.

Hoy, después de un golpe en la cabeza que aún me duele, me reafirmó en la visión de que:
* Hemos de hacer lugar para lo necesario.
* Evitar lo superfluo,
* Mostrar donde se puede ahondar más para mejorar,

para sí potenciar aquello que ayuda a la transformación de las personas, en lugar de sepultarla en procesos, itinerarios y materiales basados en mucho, vano y redundante.

Incluso para este post.

Ups. Me habré pasado?
Discúlpame, pero es que me he dado un golpe en la cabeza.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fannie Desde 1 año

I know what you mean!!! The best days end with a big spinach salad, smoked salmon, avocado and some nuts… I do have cravings from 5-8pm, especially if I’ve worked out, for a carb indulgence. Sometimes I go with it, but other times I do1t#82n7;&. And spinach in a bag, apples, nuts? Those things are so easy to find and eat it’s ridiculous. I totally agree 🙂

Respuesta