¿Twitter para la formación? ¿Si o no? Reflexionemos

Por el 6 Marzo, 2011

No me atrevo a decir que “Todo va a cambiar” como afirma Enrique Dans con el título de su libro, pero de lo que estoy seguro es de que nos encontramos en un hito social y comportamental que está influido sin duda por la tecnología y hoy por hoy evidentemente por los medios sociales. De hecho todos aquellos que rondamos a diario por esos entornos estamos ya más que acostumbrados a contar nuestras experiencias diarias en determinados soportes sin esperar respuesta alguna: simplemente por el hecho de sentirnos conectados con el mundo. Y sí que es cierto que a medida que pasa el tiempo se está ampliando la brecha entre la incomprensión por parte de unos y la apología por esta “filosofía de vida” por parte de otros.

Pero al margen de esa situación – la cual me fascina fervientemente – y partiendo del slogan de Pirelli “la potencia sin control no sirve de nada” creo que de una vez por todas las organizaciones están abriendo los ojos y están aprovechando estos entornos y transformándolos en herramientas y/o complementos dentro de su estrategia de producto y no solo de comunicación.  Pues aportan un valor añadido a los diferentes momentos de la verdad que pueden existir en la organización de cara al cliente. De hecho – y extrapolando esta situación al entorno que nos aborda: la formación – podríamos decir que el servicio que proporciona la organización debe buscar por encima de todo la satisfacción de las necesidades prácticas y personales del cliente. Y hemos de recordar que nos encontramos frente a un consumidor cada vez más habituado a entornos colaborativos y por ende demanda continúa reciprocidad. Así que si no suplimos sus necesidades más “básicas” nos podemos encontrar más tarde o más temprano con lo que se conoce como un momento crítico de la verdad.

De hecho me atrevo a decir – ahora sí – que el uso de Twitter es necesario como complemento a la formación, justamente por lo que he expuesto en el párrafo anterior. Os dejo un link que recoge el resultado de una encuesta abierta de Jane Hart donde se publican las 100 herramientas emergentes en la formación y donde descubrimos que Twitter fue líder el año 2009 y 2010 consecutivamente.

Hace relativamente poco estuve leyendo un post que hacía referencia a los usos que podía tener Twitter en el sector de la formación y me gustaría destacar algunos de esos tips los cuales completo:

  • Tablón de anuncios: es un medio de interacción entre el formador y los asistentes.
  • Píldoras complementarias a la formación: resúmenes de un documento, una referencia en Internet, un post o artículo interesante que complemente la formación…
  • Obtención de documentación adicional en tiempo real: Twitter es un gran nido de información o al menos una gran granja de enlaces y referencias cada vez – gracias a los usuarios avanzados – mejor categorizadas.
  • Micro encuentros (interacción): fomentar la interacción creando hilos de información establecidos por los propios asistentes de cara a un proyecto en común. Ayudados de los hashtagscreando memes – e incluso enriqueciendo la conversación con usuarios ajenos al proyecto que sean afines a la temática a tratar.

Y lógicamente podríamos extraer un sinfín de ellos; muchos más si somos menos genéricos y aplicamos el sentido común cuando aunamos el microblogging con el Know-How de nuestra organización. El único esfuerzo que conlleva obtener el resultado es: conocer mejor a nuestro cliente.

Javier Moreno Jabardo
Web Marketer – Tea Cegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sonny Il y a 11 meses (10h17)

An attitude of gratitude is an amazing way to structure your life, and every thing you encounter on a daily basis. Even the problems are there for you to grow and learn, as you solve.This also goes hand in hand with what I call &#a8a0;he2rtb2sed living” which has to do
with allowing your heart to make the decisions you encounter every day.Your heart produces over 6000 times the magnetic energy your brain does, and living a compassionate, grateful life will go a long way to helping you balance your life. Continuar leyendo

Responder