La innovación en la formación ¿es absolutamente necesaria? (II)

Por el 16 febrero, 2017

En el pasado post hablábamos de cómo la innovación en la formación podría ser causa de un síntoma de agobio o moda para estar a la última, pero que conociendo las herramientas adecuadas podemos obtener unos resultados óptimos en cuanto a coste y resultado.

Vamos a seguir indagando en cómo esta innovación favorece la gestión y el desarrollo de planes formativos, sobre todo en el ámbito digital:

Empatía con el alumno

Antes de tratar de abordar las necesidades del alumno, es una buena idea identificar las resistencias que pueden existir y que se van a eliminar a través de la innovación.

Por ejemplo, muchos estudiantes dicen que los materiales de capacitación los frustran: son demasiado pesados, rápidamente obsoletos y difíciles de encontrar o reutilizar en el trabajo.

Sin embargo, ahora hay herramientas disponibles que permiten a los usuarios acceder a todo tipo de recursos desde cualquier dispositivo, para que puedan obtener la información que necesitan cuándo y dónde quieran.

Centrarse en la experiencia del alumno y las posibles molestias que pueda genera una formación es una buena manera de asegurar que la innovación se adopte rápidamente y demuestre su utilidad.

Poner valor en la innovación

A menudo, las repercusiones de una innovación van más allá de su propósito original. Por ejemplo, iniciar un hilo de discusión de Twitter para acompañar un aprendizaje y permitir que los alumnos se retroalimenten y asimilen parte del contenido también será una oportunidad para que algunos aprendan a usar Twitter y, por lo tanto, adquieran dos habilidades por el precio de uno.

Por otra parte, ocasionalmente una empresa tendrá una idea exagerada de la utilidad de ciertas soluciones, que al final resultan ser mucho menos prometedoras de lo que originalmente se imaginaba.

También debe tenerse en cuenta que sólo se dan cuenta de lo complicado que será desplegar una innovación una vez que el proceso está en marcha. ¿Cuáles serán los costos reales de su implementación? ¿Qué tan extensa será la gestión del cambio para los formadores y los participantes? Es difícil responder a estas preguntas hasta que esté realmente inmersos en ella.

Pero en ese caso, si hay dudas sobre la utilidad y los costos de implementar una innovación, ¿cómo deciden seguir adelante y lanzarla?

La respuesta es realizar ensayos a pequeña escala que devolverán la opinión de los usuarios sin incurrir en grandes costos de desarrollo. Esta es la mejor manera de detectar el puñado de ideas realmente útiles que generarán un valor duradero … siempre que sean tolerantes a las fallas.

La Iniciativa de Innovación en Formación de Cegos

Cegos estableció una iniciativa de innovación estructurada en 2012 para probar las innovaciones y detectar las que crearán valor. Trabajamos en colaboración con los clientes, compartiendo o co-desarrollando ciertos ensayos con ellos e incorporando innovaciones probadas en sus soluciones.

La iniciativa se divide en 4 etapas clave:

1) La fase de inteligencia se utiliza para captar señales débiles y tendencias en tecnología, ciencia, legislación, sociología y diseño instruccional.

2) En la fase de creatividad, se realizan sesiones de creatividad aplicadas regularmente para convertir estas señales y tendencias en aprendizaje.

Dos factores adicionales hacen que estas sesiones sean eficaces:

  • El uso de un hombre de paja: las características típicas de los aprendices del futuro.
  • Las sesiones adoptan un enfoque de innovación abierta e invitan a las partes interesadas tanto dentro como fuera de la comunidad de formación.

3) La fase de prueba, también conocida como fase de prototipado.

4) La fase de despliegue se pone en marcha una vez que los prototipos han demostrado su valor para los estudiantes.

Fuente: Cegos UK

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La innovación en la formación Desde 10 meses

[…] Seguiremos hablando de la innovación en la formación y de cómo integrarla en los planes formativos de tu empresa en un siguiente post. […]

Respuesta