eLearning: ¿Merece la pena invertir?

Por el 25 Abril, 2011

En los último días he vuelto a leer algún que otro artículo en el que presentaba el elearning como la opción barata de la formación. Puff que miedo que me dió!
Si bien es cierto que el eLearning se presenta como un modo eficaz de formar a grandes grupos de personas en poco tiempo, y con menos dinero, esta visión publicista del eLearning puede, a medio y largo plazo, resultar contraproducente, dado que crea expectativas y no prepara a los potenciales interesados para todas las posibilidades y riesgos inherentes a esta modalidad de formación.

Existen muchos factores que deben tenerse en cuenta a la hora de tomar la decisión de iniciarse en el camino del eLearning, además de los costes.

El Contexto del Proyecto:
La adopción de una nueva metodología de formación encierra, al igual que todas las innovaciones, consecuencias importantes en la vida normal de una organización. Como el dicho que existe sobre los ordenadores: “sirven para resolver problemas que no existían antes de su invención”… Es decir, que es necesario que la decisión este precedida por una detallada evaluación de los pros y los contras.

He aqui alguno puntos, que no por obvios, son menos importantes (y a veces olvidados)

El perfil de los e-participantes
La recopilación de información sobre el perfil de los formandos asume una gran importancia en la definición de los objetivos, de las estrategias y de los métodos de formación que se van a emplear. Es  fundamental que las innovaciones tecnológicas introducidas en un proyecto de eLearning sean adecuadas a las características de los formandos, a los objetivos de la formación y a los objetivos  estratégicos de la empresa.
¿A quién está destinado el curso? deberán tenerse en cuenta factores como las habilidades de los futuros usuarios, las competencias en cuanto al uso de las nuevas tecnologías, la experiencia previa con la  formación a distancia /elearning, el acceso a ordenadores (dentro o fuera de la organización) así como el grado de dispersión de los trabajadores.

¿A cuántas personas está destinada esta formación? Un proyecto de esta naturaleza puede necesitar una inversión inicial razonable (dependiendo si haremos uso de soluciones estándar o a medida), por lo  que deberá calcularse el número de personas al que está dirigido.  Resulta poco rentable invertir en un proyecto de eLearning con un reducido número de participantes si la solución a adoptar no es estándar, si no se encuentra disponible en el mercado.
El eLearning cuenta con un componente importante de “auto estudio”, por lo que se considera más exigente que la formación tradicional en lo relativo a la auto disciplina y a la auto responsabilización de los participantes. Por tanto, el grado de motivación inicialmente exigido deberá ser elevado. Una población inicialmente desmotivada podrá poner el peligro el éxito del proyecto.


Infraestructura disponible
Este puntos y nuestra relación con el mundo de los informáticos me lo reservo para otro post. Solo dejo algunos puntos enuciados:

  1. ¿Cuál es la infraestructura tecnológica disponible (hardware y software)?
  2. ¿Cómo se va a gestionar el proceso de formación a elearning? quienes serán los interlocutores internos?
  3. Los participantes tendrán acceso a foros, wikis, blogs, tutores, eformadores, web meetings…


Obstáculos típicos al proyecto
Algunas de las preguntas más escuchadas son:

  1. ¿Cuándo debe comenzar el proyecto?
  2. ¿Cuando debe concretarse la formación?
  3. ¿Cuántas veces se implementará el mismo curso?
  4. ¿Existe un presupuesto definido para la formación?

Los costes tienden a ser una de las primeras prioridades en el proceso de toma de decisiones para un proyecto de eLearning.

El eLearning puede suponer una reducción significativa de los costes de formación, pero esta reducción puede surtir efectos a medio plazo, cuando, una vez implementado el proyecto, dejan de ser  corrientes los gastos directos e indirectos de la formación tradicional. De este modo, el volumen de la inversión inicial (en el caso de formación a medida) puede tener efectos inhibidores para las  organizaciones menos preparadas para  asumirlo.

Dependiendo del tipo de contenido buscado (estándar o a medida) y de las infraestructuras necesarias, un proyecto de eLearning puede tardar más o menos tiempo en implementarse.
Incluso en situaciones sencillas (como el acceso a un curso estándar a través de Internet, por ejemplo), puede que resulte necesario instalar algún tipo de aplicación en los ordenadores destinados a la  formación, ya sea la aplicación del curso propiamente dicha o una aplicación de ejecución del curso (Player, Active-X, por ejemplo), entre otros.

Los contenidos asimismo influirán en el tiempo transcurrido entre la toma de la decisión y la implementación de un proyecto. Los contenidos estándares están preparados para su distribución inmediata. Esto no ocurre así con los contenidos desarrollados a medida, cuyo proceso de diseño deber contemplar una serie de etapas, desde la definición de la tabla de contenidos hasta la publicación del producto final. Claro está que entre un plato de alta cocina y otro de cocina rápida hay mucha diferencia… en resultados, calidad y precio (igual en la formación !)

Por la puerta principal o por la ventana
Comunicar el plan de formación elearning
se hace crítico si deseamos no fracasar. Necesitamos de, como diria Serrat, de “buena prensa”. Personas de la empresa que posicionen las nuevas acciones formativas como algo deseable… buscamos provocar el “porque a el si y a mi no me han tenido en cuenta para esto?”. Y claro, la comunicación no será gratis. Así pues, una partida a tener en cuenta que tal vez, no suponga mucho dinero, pero que debemos tener en cuenta.

Es decir que de forma paralela a la preparación física del proyecto, se deberá llevar a cabo una operación de sensibilización y de promoción del eLearning en la organización, para así reducir las resistencias llegado el momento de la implementación. Diversas experiencias han demostrado que esta operación inicial de introducción del tema “eLearning” en las organizaciones tiene un papel preponderante en cuando al éxito alcanzado, por lo que debe prepararse y realizarse con sumo cuidado.

Por último, conviene organizar una serie de sesiones presenciales con los futuros participantes y con otros implicados en el proyecto, donde se presente toda la metodología y los contenidos de forma concreta, así como el proceso de tutoría que acompañará a la acción.

Obviamente creo que merece la pena invertir, pero antes analizar tu propia situación. No todos necesitan lo mismo, ni están preparados para lo mismo. Así que, con lo datos en la mano relativos a:

  • Tipología de usuarios
  • Cantidad de usuarios a formar
  • Tecnología de la que disponen
  • Tiempo necesario para contar con los contenidos adecuados
  • Relación con el depto de IT

Trabajaría en un plan de acción concreto que me lleve a una puesta en marcha organizada y clara para toda la organización que asegure el éxito y de resultados para todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Miguel Abrajan Il y a 6 años (10h29)

Estupendo post, creo que resume lo verdadera importante para que una formación tenga éxito. Recientemente escribí un post donde hablo de los protagonistas que intervienen en la creación de un curso on-line. Os lo comporto "EL dreamteam en Elearning" http://ow.ly/4LQdt

Responder

Camila Il y a 2 años (00h05)

El post tiene muchos puntos. Yo creo que si merece la pena invertir en e-learning. No todos pueden asistir a universidades presenciales por muchas razones. Hay varias cosas que yo cambiaria de la modalidad de elearning pero mientras tanto yo si invertiria en elearning. No todo puede ser perfecto en esta
vida... aun no pero pronto. Continuar leyendo

Responder