Reflexiones sobre la comunicación digital

Por el 31 enero, 2018

Hoy quiero compartir con vosotros algo que me ronda la cabeza desde un pequeño malentendido que tuve hace poco y que está muy relacionado con el desarrollo de las competencias digitales, y más concretamente con una de ellas, la comunicación digital.

¿Utilizamos correctamente las herramientas de comunicación digital?

¿No os ha pasado que, leyendo un mail echas en falta cierta información y no entiendes ni qué te están pidiendo ni de dónde viene esa petición? Y una vez preguntas, descubres que os han escrito ese e-mail desde el móvil de manera casi automática, mientras cogían el metro, tomaban un café o aprovechaban ese leve momento entre reunión y reunión.

comunciación digital

¿Qué decir de las reuniones por Skype? Esas en las que las personas reunidas presencialmente charlan mientras las personas conectadas digitalmente intentan “captar algo” de esa conversación. Seamos realistas: la conversación presencial nos atrae mucho más. ¿Costumbre? ¿comodidad? Creo que no exactamente, analicemos un poco más en profundidad que está sucediendo:

¿Qué tienen en común estas dos situaciones? Que utilizamos medios más allá de los tradicionales para comunicarnos. Bien, hasta ahí todos de acuerdo, pero… ¿Dónde reside entonces el problema? ¿No sé supone que vivimos en la era de las comunicaciones? ¿Qué las nuevas tecnologías son la Panacea de la comunicación? Pues bien, sí y no.

La comunicación digital, es un gran avance en nuestra vida personal y profesional, pero el problema viene cuando un análisis tan aparentemente simple, como qué canal debemos utilizar y  cuándo y cómo hacerlo, para que la comunicación sea eficaz, no siempre se produce.

Esta capacidad reside en el desarrollo de la comunicación digital. Y sí, ésta es la competencia digital que quiero abordar. Más concretamente, las diferencias que tiene con la comunicación tal y como la hemos entendido tradicionalmente.

¿Qué es la comunicación Digital?

¿Qué es para nosotros comunicación?: la capacidad para expresar ideas de forma clara y convincente, de manera que el mensaje sea entendido con claridad. Supone, además, la habilidad para escuchar y entender a otros estableciendo un diálogo de forma efectiva.

comunicación digital

¿Qué es la comunicación digital?: en nuestro nuevo diccionario de competencias digital es, la definimos como “compartir e interactuar con otros usuarios expresando ideas de forma clara y convincente “A TRAVÉS DE LOS NUEVOS CANALES Y TECNOLOGÍAS”.

Si nos fijamos en ambas definiciones, en realidad la comunicación digital es la evolución “natural” de la comunicación en un entorno digital, es decir, una competencia emergente en la era de la transformación digital, y cómo cualquier cambio o evolución, supone un esfuerzo inicial, por mínimo que sea, y como el primer paso es reconocerlo, he querido reflexionar sobre ese esfuerzo que debemos realizar para conseguir desarrollar nuestra capacidad de comunicarnos digitalmente.

  1. En cualquier tipo de comunicación entra en juego la elección del canal adecuado: es igual de importante el mensaje que el canal que elegimos para compartirlo. Además, adaptar el mensaje a ese canal es vital. En los medios digitales contamos con infinidad de opciones (desde un e-mail a la web corporativa o las RRSS), y debemos saber qué tipo de mensaje podemos dar en cada una de ellas.
  2. La comunicación digital engloba todo tipo de información compartida con soportes multimedia. Sí, también estás comunicándote digitalmente cuando utilizas tu ppt para realizar una comunicación oral, o cuando utilizas diferentes plataformas para gestionar documentos/información, o cuando creas un nuevo post para el blog. Los soportes multimedia ayudan a tener una mayor interacción, y debemos saber atender a la misma.
  3. Un nivel superior de ambos tipos de comunicación consiste en ser capaz de, adaptar el mensaje a los canales y compartir información (con soportes multimedia en el caso de la digital), al mismo tiempo que elegir el canal más óptimo para generar mayor impacto, intercalando herramientas/medios/formatos de comunicación (síncrona y asíncrona). Así, a veces, será más útil realizar una videoconferencia que una cadena infinita de mails; o publicitar un nuevo servicio de nuestra organización mediante un vídeo que mediante un catálogo, etc.
  4. Por último, ya para verdaderos expertos en comunicación digital, dentro de las infinitas posibilidades de interacción con las que contamos, encontramos la capacidad de generar influencia positiva a favor de las comunicaciones, de generar espacios abiertos de comunicación con un gran nivel de impacto y participación, en los que compartir conocimiento y ayudar a mejorar a las demás personas participantes.

¿Y esto qué tiene que ver con mis dos ejemplos iniciales? Ambas situaciones no se habrían dado si los participantes de las mismas hubiesen tenido en cuenta las características de la comunicación digital y hubiesen sabido sacarles el máximo partido (y eso que hemos tratado dos ejemplos muy básicos).

La comunicación digital es vital tanto de forma interna como externa para lograr una mayor efectividad organizacional. Cada vez más, los espacios digitales sociales forman parte de la estrategia de las organizaciones, por lo que debemos poner atención a cómo, cuándo y dónde nos comunicamos digitalmente.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe to the Blog

For security reasons, JavaScript and Cookies must be enable in your browser to subscribe